ANTONIO LIZANA PRESENTARÁ ORIENTE EN MADRID EL 23, 24 Y 25 DE NOVIEMBRE EN BOGUI JAZZ

El músico gaditano regresó recientemente de China y Alemania donde ha triunfado con su particular fusión de jazz y flamenco

El éxito de la aleación de jazz y flamenco de Antonio Lizana no conoce fronteras. Dos públicos tan lejanos del español y tan distintos entre sí como los de China y Alemania acaban de disfrutar con la particular receta musical del saxofonista y cantante, que presentó las canciones de su último trabajo, Oriente.

La visita a China permitió a Lizana acercase a la música tradicional de ese país e incorporar alguna influencia para sus próximos trabajos, tal y como confesó antes de salir de España. La gira por el país asiático comenzó en Pekín, con conciertos en la Embajada española, en el Instituto Cervantes y en una sala local, para posteriormente viajar con su grupo a Shanghái para participar en el festival de jazz de la ciudad y ofrecer otros dos conciertos. Previamente, Lizana triunfó en las ciudades alemanas de Langenfeld, Düsseldorf, Berlín y Hannover.

Lizana, que la próxima primavera regresará a China, Alemania, Austria y Holanda, y está pendiente de confirmar otros destinos internacionales a comienzos de 2018, como Cuba, Costa, Perú y EEUU, está actuando durante el mes de noviembre en Madrid y Barcelona. En la Ciudad Condal lo hizo el 10 de noviembre en el Conservatori del Liceu, dentro del Voll-Damm Festival Internacional de Jazz mientras que en Madrid se presentará los próximas días 23, 24 y 25 en el Bogui Jazz, uno de los clubes de la capital en los que ha cosechado memorables actuaciones.

Lizana es ante todo saxofonista. A los 10 años comenzó los estudios de este instrumento en el conservatorio de San Fernando (Cádiz), aunque pasarían algún tiempo hasta que tuviera sus primeros contactos con el jazz en varios seminarios del género impartidos por Jerry Berganza, Dick Oatts, Jim Snidero o Perico Sambeat. En 2011 finalizó los estudios superiores de Jazz en el centro Superior de música del País Vasco, donde nació su propio proyecto, Antonio Lizana Group.

Galardonado con el premio Cádiz Joven en el campo del arte, como reconocimiento a su proyección, ha participado con la Afrodisian Orchestra de Miguel Blanco (Satierismos 2011), donde interviene como saxofonista, arreglista y cantaor. Colabora también como cantaor y saxofonista con la Afro-latin-jazz Orchestra de Arturo O’Farril, con sede en Nueva York, ganadora de un Grammy al mejor disco de latin-jazz instrumental. Con esta big band ha compartido escenario con los hermanos Andy y Jerry González, Dave Valentin, Papo Vázquez, Pablo Mayor, Cristina Pato, Ximo Tébar o Gregg Agust, entre otros.

Su último trabajo, el tercero de su carrera, es Oriente, publicado el pasado marzo. En él, Antonio Lizana se lanza a una ampliación del catálogo de sonidos que enriquecen ese jazz-flamenco que le caracteriza. A Lizana le ha salido un disco abierto en lo musical, un paso adelante que también tiene su reflejo en su implicación social.