BELÉN RUEDA Y JUANA ACOSTA NOS PRESENTAN “PERFECTOS DESCONOCIDOS”

Se estrena este viernes una de las grandes apuestas de estas navidades en el cine con aroma a verano. Secretos, mentiras, miradas, silencios y una gran luna que todo lo cambia y todo lo vigila , un eclipse en sangre. El “botón del pánico” , el teléfono móvil , y un juego aparentemente inocente que desemboca en una catarata de verdades que todos quieren conocer.

Rodada por un magistral Álex de la Iglesia nos sirve en una mesa un magistral “cluedo” a la búsqueda del máximo culpable, lo que no saben es que en esa búsqueda puede que todos lo sean . Personalidades diferentes, planos imposibles, una luna vigilante y la sensación de que el espectador se convierte en uno mas, en un invitado a esa mesa donde la verdad y quizás la venganza se sirve en plato frío.

Miradas del otro , silencios a gritos , planos contra planos demuestras como siempre la gran inteligencia cinematográfica de Álex de la Iglesia y los grandes monstruos interpretativos que en esta cena tan particular nos sirve. Una comedia , un regustos amargos donde te apetece beber el vino de Juana Acosta , entrar en los silencios de Belén Rueda o averiguar que se esconde detrás de la sonrisa paciente de Eduard Fernández.

¿Cuál es la historia?. Noche de verano, noche de luna llena… y noche de eclipse. Para disfrutar del espectáculo, cuatro parejas se reúnen en torno a una mesa para cenar, beber… y olvidar sus pequeños problemas por un rato. Una noche mágica, de amistad y risas… o eso es lo que todos esperan, hasta que de pronto surge la idea. ¿Por qué no hacer algo distinto, jugar a un juego? ¿Qué pasaría si se dejasen los móviles encima de la mesa, al alcance de todos? Llamadas, SMS, Whatsapps, notificaciones de Instagram o Facebook, vidas enteras compartidas al instante por todo el mundo. ¿Un juego inocente o una propuesta peligrosa? ¿Podrá soportar el grupo de amigos semejante grado de sinceridad, aunque sólo sea por un tiempo?.