Danielle – el emotivo mensaje que ha querido mostrar Alejandro Amenábar hacia el amor juvenil

Veinte minutos de cortometraje para hacernos entender que el amor juvenil no es de pasada.

La emotiva historia de dos desconocidos que se conocen por casualidades de la vida o el simple destino, donde Alejandro Amenábar ha querido resaltar que el amor Juvenil no es pasajero y que dos caminos se vuelven a encontrar.  La generosidad de Daniel ayudando a Danielle a entenderse con el mundo Terrestre y enseñarle a sentir, a comunicarse, haciendo que vaya hacia allí, hacia la “esperanza”, que le lleva a su hogar.

El perro, que le encontró en aquel descampado depende se ubicaba el cartel promocional de primavera en pleno invierno, fue su compañero fiel, hasta cuando no tenia cómo volver al encuentro de Daniel, debido a que la estación estaba cerrada por obras. El mismo se quedó en la estación “Esperanza”, por si volvía hacia allí.

Perdiendo eso que se llama esperanza, Daniel Tura la taza de chocolate donde se estaba tomando sus churros, enseñando a los turistas “lo típico”, al ver que su número es el ganador de la lotería de Navidad. Las coincidencias fueron las protagonistas, pero sin éxito, hasta que Danielle, vuelve para regalarle al lotero el perro que era igual que el que tuvo hasta hacía unos meses.

Por casualidades de la vida (o de guión), el destino quiso volverles a encontrar en el mismo punto donde sus caminos se cruzaron por primera vez… et voilá! Sí sueñas, loterías.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *