María Leach… No te acabes nunca…

Antes de escribir este artículo entro en la página web de María Leach y me encuentro con la frase “TODO ESTÁ POR ESCRIBIR. Hay palabras para todo…” sigo leyendo y cada vez estoy más convencida de que María es alguien especial.

Hoy quiero hablaros del libro “No te acabes nunca”. El maravilloso tesoro que María Leach ha decidido regalar al mundo. Un libro que se hace corto. Se lee rápido y te deja con ganas de más… cuando se acaba te quedas pensando que esta historia no debería acabarse nunca… Quizás como nos pasa en algunas despedidas… porque como bien avanza ella al inicio “No te acabes nunca o por lo menos, por favor, no lo hagas antes que yo”.

Tengo que deciros que el día que me llegó el libro a casa lo devoré en tan solo treinta minutos. Lo cerré y por la noche volví a releerlo de nuevo, esta vez más lentamente fijándome en pequeños detalles, en pequeños momentos en los que entendía perfectamente las palabras de María. Por unos instantes necesitaba que aquello que estaba leyendo no se acabara tan rápido.

Con este libro he aprendido que sin saberlo comparto una pesadilla con la autora, una pesadilla que pellizcó mi corazón por unos instantes. Me emocioné al leer su carta a los reyes magos… y me reí cuando vi que en su historia también hay “sillones de sky”

Sin conocer personalmente a María, me atrevo a decir que es alguien infinitamente generoso. Porque solo alguien infinitamente generoso es capaz de escribir y después regalar algo tan íntimo como lo que nos cuenta en cada uno de los poemas que forman este libro.

Lo único que puedo deciros de este libro es que todo el mundo debería leerlo en algún momento de su vida. Es un libro que duele, aprieta y pellizca el corazón… pero que a la vez cura. ¿Sabéis esas historias que dejan huella? ¿Esos libros que por muchas veces que los leas siempre te enseñan algo nuevo? Pues eso es lo que María nos ha regalado y espero que no te acabes nunca querida María.

Gracias.

“DEL REVÉS

Siento con el cerebro
y pienso con el corazón.”

MartaJuanola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *