MEGAN MONTANER NOS PRESENTA “SEÑOR DAME PACIENCIA”

Dirigida por Alvaro Díaz Lorenzo (Café solo o con Ellas). La película cuenta con los actores Jordi Sánchez, Megan Montaner, David Guapo, Silvia Alonso, Salva Reina, Eduardo Casanova, Paco Tous, Bore Buika, Rossy de Palma y Andrés Velencoso, entre otros. El rodaje de esta gran comedia ha tenido lugar  durante 7 semanas en localizaciones de Madrid, alrededores y Sanlúcar de Barrameda.

Según el director Alvaro Diaz Lorenzo “Señor Dame Paciencia” habla de esas discusiones y tensiones familiares que todos tenemos, de esas cenas navideñas interminables en casa de tu suegra, de esos domingos en la playa con tus cuñados o de esos cumpleaños de niños que casi ni conoces. Pero también habla de que al final del día uno se da cuenta de que por encima de los prejuicios, las rivalidades y las enemistades absurdas está la familia, ese grupo de personas que aunque no eliges es el que te hace sentir en casa y te quiere por encima de todo.

SINOPSIS

Cuando la mujer de Gregorio, un banquero muy conservador, muy del Madrid y muy gruñón, fallece repentinamente, éste se ve obligado a cumplir su última voluntad: Pasar un fin de semana con sus hijos y sus parejas en Sanlúcar de Barrameda para esparcir sus cenizas en el Guadalquivir.

Aquí es donde empiezan los problemas para Gregorio, ya que su hija Sandra está casada con Jordi, un catalán muy culé, que quiere llevar a su futuro nieto a un colegio bilingüe catalán-inglés en Barcelona, y al que el patriarca, por supuesto, no soporta. Su otra hija Alicia, está saliendo con Leo, un hippy anti-sistema al que Gregorio tampoco puede ni ver  y Carlos, su hijo pequeño, con el que lleva seis meses sin hablarse desde que salió del armario, se presenta  con su novio Eneko, un vasco de origen senegalés, un yerno que Gregorio jamás imaginó tener.

Este viaje multicultural pondrá a prueba la tolerancia y la capacidad de perdonar de una familia tan disfuncional como cualquier otra, en el que tendrán que aprender a aceptarse los unos a los otros, con sus virtudes y defectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *