PABLO ALBORÁN, “CAP ROIG, CAPÍTULO 1”, EL SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO.

Escribir sobre un artista del que tanto se ha escrito, intentar “dibujar con palabras” lo que tantas veces se hizo es una empresa harto complicada salvo cuando hablas de música. “Terral” es ya por méritos propios “el disco”de Pablo Alborán que concierto tras concierto, canción tras canción se está convirtiendo en la más que probable banda sonora de nuestra vida.

Hace unos días el artista malagueño, pedía calma, tranquilidad, descanso para el reto de “Cap Roig”. Éste festival es exigente, de paladar “bien acostumbrado” pero de un público muy agradecido. Ayer, encontramos caras nuevas que somos conscientes que han acompañado, que han “soplado” para el éxito de este disco, de estos conciertos. Es el público que acompaña, que crece y se emociona al “recordar”, al dar “pasos de cero” o simplemente con recordar “los ecos” del sonido de “quién” lo emociona cada noche, en cada ciudad.

Pablo Alborán ayer hizo un recorrido pletórico, musical, desgarrado, orgánico por cada una de sus canciones. Así es el “sonido terral”. Es el sonido del silencio, es el latir del corazón de un artista que un día decidió convertir sus sueños en canciones y que esas canciones se convirtieran en los sueños de su público … y así “Cap Roig” fue uno , artista y su público , con un sólo lenguaje … la música.

Decía el maestro Serrat que “las palabras de amor … cuando oscurece, lejos, se escucha una canción, vieja música que acuna, viejas palabras de amor…”. Así es este “Terral” en directo , cada ciudad , cada momento, cada instante, cada palabra aún siendo la misma tiene siempre un matiz diferente.

Nosotros que hemos vivido el nacimiento de esta manera de “contar, ver, sentir y escuchar canciones” diferente, que hemos conseguido latir con cada uno de los recuerdos que nos generaba, llegamos ayer pese a muchos inconvenientes a “Cap Roig” porque para los muchos que no podéis asistir a los conciertos, que no podéis escuchar en directo a aquel os provoca todas las emociones, nosotros teníamos que estar allí para contarlo.

Para vosotr@s , para “las princesas de nadie”, para los “caballeros sin reino”, para los soñadores, para las almas con heridas, para las miradas llenas de ilusión , para los que tenéis sueños por cumplir o simplemente cuando una canción os llena de emoción esto es para vosotros, bienvenidos de nuevo a Pablo Alborán, bienvenidos a vuestro sonido, que es el sonido “Terral”.

Pablo Alborán … aún seguimos teniendo una cita pendiente.

GALERÍA FOTOGRÁFICA : RUTH MORALES