PABLO ALBORÁN , “SATURNO” … “CUANDO EL LÍMITE PARA AMAR ES EL CIELO”.

Dicen querido amigo que poner letras a las emociones, que adornar con notas musicales a los sentimientos es una de las tareas más complicadas de un creador de sueños , de un artista musical. A veces las historias más hermosas se encuentran simplemente mirando al cielo, a veces el destino abre puertas contestando a preguntas que haces por última vez , a veces sólo a veces encuentras tu presente abrazado a tu futuro.

Hoy Pablo lo has vuelto a hacer. Vuelves a recordarnos que con los mimbres de un corazón abierto , se puede evolucionar , se puede cambiar , se puede soñar y se debe seguir soñando. Con las emociones convertidas en dibujos de palabras infinitas se puede buscar el universo escondido entre pentagramas , notas musicales, claves de sol o una sonrisa que ilumina dos grandes ojos marrones.

Evolucionando , amigo Pablo , consigues ponerle palabras al silencio , consigues que aquellos que nos cuesta definir nuestras emociones tatuemos en la mente cada estrofa y ahora vayamos a un viaje infinito a las estrellas, rumbo a Saturno donde todo es posible , donde los recuerdos se esconden quizás buscando el otro lado de nuestra ausencia.

“Saturno” es una declaración de intenciones musical , estructural y compositivamente. Pero “Saturno” es ese canto para los valientes, ese canto para los que saben pedir perdón , “Saturno” ese lugar para encontrar nuestras tareas pendientes , allí pueden encontrarse nuestros sueños, esos que debemos abrazarlos tan fuerte hasta que duelan.

Querido amigo, vuelves poco a poco , enseñado destellos de luz entre sonrisas , con la riqueza de una melodía trabajada desde el silencio y la tranquilidad del mar. Quedan tres días para que la fotografía del amor apunte directamente hacia “Saturno” o quizás siempre y para siempre “hacia nunca jamás”.

No se si leerás lo que se encuentra dentro de esta “caja de música”, pero dentro de ella seguirán ancladas todas las notas de “recuérdame”. Deja que ese sea nuestro telescopio para mirar al cielo “no vaya a ser” que “Saturno” llegue a ser un sueño que pronto será realidad y suma para siempre al silencio en el olvido.

Desde ya viajemos a la luna para buscar presentes en nuestro propio futuro , bienvenido de nuevo artesano de la música. Que ahora sean nuestros tus sueños convertidos en canciones para cantarlos entre susurros, miradas cómplices o simplemente que sean desde ya la banda sonora de nuestra vida.

PABLO ALBORÁN . SATURNO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *