“QUE BONITA LA VIDA” ES JUNTO A TÍ… DANI MARTÍN. EPISODIO FINAL.

Ayer Dani Martin volvió al silencio. Barcelona caminó junto a su artista al final de la “última cuerda floja” en una noche para no olvidar. Un concierto con sabor a despedida, o un “hasta luego” que fue desgranándose canción a canción cómo una puerta que se va cerrando hacia un futuro musical para nosotros incierto, pero que para Dani Martín está más que controlado.

Lo de ayer por la noche en Badalona, fue otra forma de entender la música, la capacidad escénica y una manera especial de reentender tu propio pasado. Dani Martín reescribió su pasado, para despedirse del presente y saludar de nuevo al futuro, quien sabe si para comenzar de nuevo, de “cero”.

Aún con los sentimientos a flor de piel, con resaca emocional y musical, me sitúo ante el reto del papel en blanco para intentar expresar lo que ayer vivimos. Hoy queremos saltarnos todas las reglas, si es que las hay, y hablarte como tú ayer nos hablaste a nosotros.

Carta abierta a Dani Martín :

Ayer, una vez más pude vivir personal y profesionalmente una noche mágica.

Quizás no sepas que yo siempre he sido alguien con miedo…
Quizás no sepas que como tu, soy alguien que soñaba con una noche así…
Quizás no sepas que siempre consigues remover muchos sentimientos escondidos…
Quizás no sepas que por muchos años que pasen no dejarás de sorprenderme.

Una vez más, fuiste magia encima del escenario , “aunque quizás nunca llegues a saberlo”…

Porque ayer fuiste la mejor versión de ti mismo.
Porque ayer sonaste mejor que nunca.
Porque ayer tu voz desgarró mi alma al escucharte.
Porque ayer “aunque tu no lo sepas”, tus letras una vez más hicieron brillar mis ojos entre lágrimas, aún no sé muy bien porqué.
Porque ayer una vez más te pusiste al público en el bolsillo.
Porque “Eres” y serás un grande, alguien que deja huella con su música, su letra y su personalidad.

Y aunque ahora toca empezar de “Cero”, “Nada volverá a ser como antes”, ya un concierto no será igual, porque tu has puesto un punto y a parte en calidad, has subido el listón como siempre, sigues mejorando como artista, sigues creciendo como compositor, sigues caminando y mejorando cada día. Sigues rodeándote de los mejores, de músicos excepcionales, de técnicos de iluminación impecables y poniendo “patas arriba” a tu público fiel con una puesta en escena impresionante. Que esto es un antes y un después en el panorama musical español, ahora solo nos queda esperar para “Volver a disfrutar” de ti y los tuyos en el futuro, esperemos que no muy lejano.

Y ahora, solo nos queda tu silencio… silencio como el que pedías ayer,  para poder expresarte de la mejor forma que sabes, para que pudieses proyectar tu voz y te escuchasen aquellos que ya no están. Para que solo unos violines y un piano pusieran melodía a “Tu Lamento” y los demás mortales solo nos quedase desnudarnos el alma y descubrirnos ante una belleza incomparable.

Se apagan las luces de “esta cuerda floja”, pero no temas, porque esto no ha hecho más que empezar, aún queda mucho camino que recorrer, no te preocupes porque no “Caminarás” solo. Sé que “Volverás”, volverás a sorprender, volverás más fuerte que nunca, volverás para demostrarle al mundo que esto es solo el principio, que esto es un matrimonio de esos que duran toda la vida y que juntos celebraremos las bodas de plata.

A mí solo me queda seguir soñando con dibujar con luz tu rostro en el cielo y que esa fotografía algún día se haga realidad, sólo me queda despedirme con un: “Que bonita la vida” es junto a tí, Dani Martín.

P.D.1.: Sigue caminando, junto a este gran equipo que te acompaña, larga vida al rock, al pop, a los Beatles, a los Rollings … en definitiva larga vida a la música y larga vida a Dani Martín.
P.D.2.: Sigue haciendo “lo que quieras” o como dijiste ayer “lo que te salga de …”.
P.D.3.: Sigue juntándote con gente número uno en el oficio de ser buenas personas.

Pero eso si, vuelve pronto… los demás te seguiremos esperando donde nos dejaste, “al final de tu cuerda floja”.

Texto: Ruth Morales.

GALERÍA FOTOGRÁFICA: RUTH MORALES