Ser un buen estratega y un pícaro son las claves de “Los Reyes del Empeño”

Este lunes La Sexta está de estreno. Los Reyes del Empeño llegan a las 22:30 para descubrirnos el mundo de la compra-venta de objetos de segunda mano. ¿Quien no se ha metido alguna vez en alguna de estas tiendas? A veces descubres utensilios de los mas peculiares, esa ropa vintage que a muchos les gusta y que ahora vuelve a estar tan de moda y, como no, ¡autenticas gangas! A través de dos casas de empeños, una en Madrid y la otra en Valencia, con sus correspondientes dueños, conoceremos de primera mano las estrategias que utilizan estos expertos en compra-venta.

Es un mundo que tiene sus propias reglas, sus códigos de honor, su velada picaresca … En él, el valor de las cosas no siempre importa, lo que cuenta es ser el mejor negociador. A través de dos casas de empeños situadas a centenares de kilómetros de distancia entre sí, el programa se sumerge en un mundo en el que la tensión y el regateo están a la orden del día. Ellos nunca enseñan sus cartas y siempre guardan un as en la manga.

Pawn shop es una exclusiva tienda de empeños situada en una de las zonas más lujosas de Madrid. Sus jóvenes socios tienen mucha sed de éxito y confían plenamente en el negocio de la compra-venta en su especialidad, la clase alta. No lo tire se dedica desde hace más de veinte años al negocio de segunda mano en un popular barrio de la localidad costera de Alicante. A pesar de ser un negociante nato, su dueño se ha ganado la confianza de los clientes mostrándose cercano y comprensivo. Eso sí, siempre sale ganando.

Dos mundos opuestos, las dos caras de una profesión de la que ambos lo conocen todo al detalle. Saben que para ganar hay que ser un estratega, tener una enorme capacidad de convicción y no mostrar nunca demasiado interés por algo. Lo importante es la negociación y en ella radica el verdadero éxito.

Pero en este universo de incertidumbre y tensión, la desconfianza asoma en cada esquina y nadie puede fiarse del otro. El recelo llega hasta tal punto que no sólo se desconfía del cliente. Cualquier persona involucrada en la compra-venta está en el punto de mira: los dependientes, los tasadores, la clientela… hasta los propios socios.

Por los mostradores de “Pawn shop” y “No lo tire” desfilan centenares de objetos curiosos, detrás de los cuales se esconden los personajes más carismáticos y las historias más sorprendentes: las botas firmadas de Messi con las que el argentino marcó un histórico gol en 2007, una réplica perfecta del Coche Fantástico valorada en 40.000€, un supuesto cuadro de un reconocido pintor  son algunos de los objetos de los que sus propietarios se quieren desprender.

En unos casos por capricho, en otros por necesidad o e incluso por ayudar al olvido. Porque detrás de cada compra-venta hay una singular historia, un apasionante juego de negociación y, siempre, un desenlace inesperado.