Un Viaje de 18 años en 3 minutos y 42 segundos

“Hace dieciocho años salía mi primer disco. Hace dieciocho años cambió mi vida. Si me volvieran a llamar para decirme que querían ficharme para grabar un disco volvería a decir que si, y repetiría absolutamente todo, el Calderón, las desilusiones, los días dorados, las personas, los Ladrones, los sinceros, los sueños, tú, vosotros, las tres plazas de toros, los parkings de campos de fútbol vacíos, los hoteles, los amores, el sexo, las noches, la carretera, el canto, mi inquietud, darme el permiso para parar lo que 9 años antes me había inventado y había querido toda mi vida, tener una banda, dejar la banda, hacer Pequeño, hacer Cero, Abbey Road, mi banda de ahora, montar mi oficina para dirigir mi carrera, mi Montaña Rusa, invertir, escuchar mi corazón, tener cerca a mis padres y amigos, el vino, la gente cantando…. volvería a vivir todo porque me ha traído hasta aquí, hasta el estudio de Guy Chambers, en Londres (productor de Robbie Williams, Annie Lenox, INX…) a atreverme otra vez a hacer algo diferente fuera de mi lugar de confort, sin mi banda, sin mi productor de siempre, y me ha hecho mucho bien volver a darme ese permiso. Aquí está la canción que me salió de dentro, gracias a ese camino recorrido que resume toda esta etapa y que hemos producido con GUY, mezclado con Richard Flack (Robbie, Take That, Tina Turner..) y masterizado con Ted Jensen. Será la banda sonora de esta gira que arranca el próximo 28 de abril en Madrid (Wizink Center/ entradas agotadas)  y que nos hará recorrer toda España, Mexico y Perú. Madrid 3 noches en el Wizink, Barcelona, Valencia 2 noches, Murcia…y un montón de fechas que puedes elegir. Voy a seguir el camino que esto acaba de empezar. Nos vemos. Salud.

Dani”

Así nos describía Dani Martín el pasado miércoles Dieciocho, la nueva canción y banda sonora que acompañará esta gira “Grandes Éxitos y Pequeños Desastres” que pondrá rumbo el próximo sábado 28 de abril en la capital y que recorrerá toda España, Perú entre otros y pondrá fin en el punto de partida el 17 de noviembre de este año.

Con esta canción ha querido hacer un repaso de los 18 años que lleva subido en una nube como Goku volando y viajando a través de las canciones que más han dado sentido a todo lo que ha hecho desde el cariño, la ilusión.

Para la gente que embarcó desde “la generación” de El Canto Del Loco, le dan un significado emotivo y algo que se llevaba esperando desde hace algunos años. Una canción de agradecimiento, una canción  regalada a esa generación “de aquellos años locos”, a esas “caras que aún siguen aquí”, creado desde el minuto uno por esas etapas, El Canto, esos estadios pisados y saltados, Pequeño, su primer disco en solitario, continuando por ese punto y seguido “de Cero, Camina que hay que seguir, Montaña que es como un ring”.

Amigo Dani, sabemos que “ese tiempo no va a volver”, pero “aquellos años locos” los recordaremos como si los estuviésemos viviendo cada día, porque esa etapa nos ha marcado, algunos desde los 6 años, otros desde más o menos jóvenes y que 18 años después seguimos emocionándonos con cada recuerdo.

Por Cristina Sánchez-Moreno