“LA VIDA RESUELTA” llega a BARCELONA

“La vida resuelta” desembarca en Barcelona . Aquí os dejamos el reportaje realizado en Madrid para que os animéis a ir a verla. “La Ruta Teatro” lo ha vuelto a conseguir. “La Vida Resuelta” desembarca en Madrid desembarca en Madrid convencidos del éxito y nosotros una vez terminada la obra estamos convencidos de ello. Cierto es que incumplo uno de los mandatos del perdiodismo y es la imparcialidad,, pero como driría la maestra Ana Pastor , “a veces los datos y los hechos hablan por si sólos”. Carlos Santos, Javi Mora, Cristina Alcázar y Laura Domínguez cierran “este pentágono interpretativo” que devolverá sin duda la sonrisa a Madrid. Así que sin ánimo de hacer spoiler hagamos un breve análisis.

Primero seamos justos. Cristina Alcázar. es sencillamente brillante. Capaz de reirse de un silencio , de un gesto o de una palabra a medias, nos conduce por los hilos de una inocencia creíble , lógica, justa y precisa. Como siempre sobresaliente , gamberra, ilógica, pero con un talento sólo comparable a la luz de su persona.

Laura Domínguez , ella es simplemente emoción por los cuatro costados. Personaje controlado, frío , calculador, sabedor de su propia apariencia , es quizás el personaje más real de la obra interpretado con la magistralidad que Laura Dominguez lleva a todas sus interpretaciones , la interacción con Carlos Santos es brillante.

Javier Móra , es sencillamente único en su especie. Personaje que se aleja hasta las antípodas de otros, demuestra lo que ya era evidente. Javier Mora es un actor versátil , creíble, con una sensibilidad cómica envidiable ,y con una energía en el escenario que hacía años no veía, quizás desde “Perversiones sexuales en Chicago”.

Carlos Santos al que de nuevo nos ha devuelto la televisión , que error por cierto, en esta obra está sencillamente impecable, brillante, el personaje manejado , manejable, que mira de reojo la vida pasar al ritmo que le marca Laura Dominguez. Su contención, su carácter de energía cómica, su mirada traviesa – tímida , dan al personaje de Carlos una credibilidad brillante y muy digna.

Para el final y no por eso menos importante dejamos al personaje de Adriana Torrebejano. Para nosotros tiene el papel más complejo , más odiable , pero a la vez más apreciado. Adriana Torrebejano , roza lo sublime. Brillante, divertida, orgánica, talentosa , visceral , se convierte sin duda en un elemento central, pivotante y sorprendente. Sin duda, Adriana, es cada vez una realidad muy presente.

También os dejamos el resumen de las impresiones de algunos de sus compañeros de profesión que asistieron al estreno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *